Páginas

Translate

sábado, 3 de junio de 2017

Nehemías y la reconstrucción de Israel



Durante el reinado del rey Artajerjes, estando el profeta Nehemías en Susa (capital del reino), recibió la visita de su hermano Hanani y otros compañeros. Nehemías le pregunto por el remanente de Israel que había quedado cautivo en Jerusalén y se entristeció cuando supo que estaban aflijidos por la destrucción y asolamiento de la ciudad. Nehemías hizo duelo por algunos días, lloró y oró al Señor por su pueblo.

Dios conocía el corazón de Nehemías, él quería regresar a Jerusalén y reconstruir la ciudad, pero Nehemías era servidor del rey y no era libre. Un día el rey lo vió triste y le preguntó porqué. Nehemías le contó todo y le pidió permiso para marchar a Jerusalén. El rey le concedió su deseo. Una vez allí, reunió a su gente y planeó la reconstrucción de la ciudad, empezando por las murallas. Entre la gente, había un grupo que no estaba de acuerdo con esta obra y se dedicó a insultar y a hostigar a los que trabajaban. Pero Nehemías oró al Señor y animó a su gente a que trabajara con entusiasmo. El trabajo siguió, pero la rebeldía de los enemigos de Judá era tal que les tocó trabajar con una mano y sostener la espada con la otra. 

Nehemías lideró la reconstrucción de Jerusalén y el rey lo puso como gobernador, ayudando en gran medida a su pueblo. Sus enemigos tenían miedo de lo que Nehemías estaba haciendo, ya que pensaban que su pueblo se iba a rebelar contra el rey y nombrar otro rey. Pero él siguió adelante y no se dejó amedrentar de sus enemigos, confiando siempre en que Dios estaba con él.

Una vez reconstruida Jerusalén, fueron reoconstruídas las otras ciudades de Israel. Todo el remanente regresó a su ciudad y fueron nombrados todos los dirigentes y los levitas, hasta completar la restauración de Judá. El sacerdote Esdras leyó la ley de Moisés delante de todo el pueblo y se humillaron y adoraron a Dios. Todos celebraron siete días de fiesta solemne y el octavo día se celebró asamblea. Después, juraron e hicieron pacto de cumplir la ley y no abandonar la casa de Dios. 

Tal y como predijo Dios a través de los profetas Isaías y Jeremías, el remanente de Israel había sido reunido de nuevo para volver a adorar y servir al Dios de Israel, tierra prometida por Dios a Abraham, Isaac y Jacob. La profecía se cumplió al pié de la letra. Nos damos cuenta de que cuando Dios promete algo, lo cumple. 

En la vida del cristiano hay momentos en que Dios nos habla y nos pone deseos o proyectos en nuestros corazones. Debemos actuar con sabiduría y saber en primer lugar si estos proyectos vienen de parte de Dios o no. Si vienen de parte de Dios, sin duda habrá paz en nuestros corazones. Es normal que cuando empecemos estos proyectos, se nos presenten problemas y dificultades, las cuales debemos resistir y seguir adelante. Muchas personas nos pondrán obstáculos, camuflados en forma de consejos y recomendaciones. Incluso habrá “falsos profetas” que dirán que eso no viene de parte de Dios y que la Palabra de Dios dice tal cosa. Debemos ser astutos y no hacer caso de estas personas que tratan de confundirnos y hacer fracasar nuestros proyectos. Por eso es necesario que estemos atentos y firmes para no caer en las trampas del enemigo. Hay que depender únicamente del consejo de Dios.

La oración de Nehemías:

“Y dije: Te ruego, oh Jehová, Dios de los cielos, fuerte, grande y temible, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos; esté ahora atento tu oído y abiertos tus ojos para oír la oración de tu siervo, que hago ahora delante de ti día y noche, por los hijos de Israel tus siervos; y confieso los pecados de los hijos de Israel que hemos cometido contra ti; sí, yo y la casa de mi padre hemos pecado. En extremo nos hemos corrompido contra ti, y no hemos guardado los mandamientos, estatutos y preceptos que diste a Moisés tu siervo. Acuérdate ahora de la palabra que diste a Moisés tu siervo, diciendo: Si vosotros pecareis, yo os dispersaré por los pueblos; pero si os volviereis a mí, y guardareis mis mandamientos, y los pusiereis por obra, aunque vuestra dispersión fuere hasta el extremo de los cielos, de allí os recogeré, y os traeré al lugar que escogí para hacer habitar allí mi nombre. Ellos, pues, son tus siervos y tu pueblo, los cuales redimiste con tu gran poder, y con tu mano poderosa. Te ruego, oh Jehová, esté ahora atento tu oído a la oración de tu siervo, y a la oración de tus siervos, quienes desean reverenciar tu nombre; concede ahora buen éxito a tu siervo, y dale gracia delante de aquel varón. Porque yo servía de copero al rey”. Nehemías 1:5-11

SEGUIR LEYENDO, HAGA CLICK “>” ó “ENTRADAS ANTIGUAS” (según versión)

2 comentarios:

  1. A jehova|yahve|iesus|christus verecundiam et horroris crucis, in nomine veritas in perpetuum .... El genitivo [nombre] Dios nace del latín Deus que a su vez nace del griego Theus-Zeus, el adjetivo griego dios se utilizaba para referirse a todo lo relativo a Zeus mismo, el adjetivo griego theos significa padre de los dioses y de ahí teología que significa el estudio del origen de los dioses, el término hebreo que les corresponde es adonai|elohim que significa "señor", lo mismo con la palabra ángel que proviene del nombre de la diosa griega Aggelos, lo que les corresponde es el término hebreo malakh, incluso la palabra griega biblia que se traduce simplemente como libros [se quemaron el cerebro determinando que "nombre" robar], la palabra griega pentateuko que significa 5 rollos, el adjetivo griego pantokrator que significa el que gobierna sobre todo y que los cristianos|católicos utilizaron mal adjudicándolo al tal jesus|cristo cuando lo tenían que haber adjudicado a su "padre", los vocablos griegos alfa y omega, etc etc etc .... Iovem excelsi et maximus in nomine Olympo regnator et Universum in perpetuum .... Hablar de que Dios [genitivo de Zeus] existe, sería citar la influencia sobre Grecia Antigua y el patrimonio que nos heredaron [alfabeto, etimologías, política, ciencias, bellas artes, los Juegos Olímpicos, ETC] .... trip muy aparte de los hebreos|judíos|cristianos|católicos con sus personajes yahve|jehova|cristo|jesus y la "santa" inquisición que heredaron el oscurantismo además de conocimiento absurdo y aberrante en la biblia .... A veritas vindictae et veritae vindictas .... Quizá duden de la veracidad de la info que les comparto por el site donde se encuentra publicada, pero la verdad es que ni el mismísimo papa podría desmentirla ya que se encuentra impresa en todas las biblias del mundo [son 17 capítulos] los reto a llegar a las aberraciones sexuales y no sentir náuseas .... http://m.monografias.com/trabajos87/absurdos-biblia-partes-1-2-3/absurdos-biblia-partes-1-2-3.shtml .... también si gustan pueden verificar las gráficas sobre el contenido contradictorio y vergonzoso de la biblia en el enlace a continuación .... http://bibviz.com/ .... Aquí un artículo donde la conclusión de la fecha de origen del sudario es 1260-1390 .... https://es.m.wikipedia.org/wiki/Sudario_de_Tur%C3%ADn?wprov=sfti1 .... ahhh y les comparto otra prueba más que relaciona al cristianismo|catolicismo con el gran fraude representa .... https://es.m.wikipedia.org/wiki/Donaci%C3%B3n_de_Constantino?wprov=sfti1 .... honi soit qui mal y pense

    ResponderEliminar
  2. En español, al igual que en las otras lenguas romances, la palabra «dios» viene directamente del latín deus, ‘deidad, dios’. El término latino deriva a su vez del indoeuropeo *deiwos, de la raíz *deiw-, ‘brillar, ser blanco’, de la que deriva asimismo el término griego Ζεύς (Zeus). De hecho, la palabra española dios es idéntica en pronunciación a la griega Διός (Diós), forma genitiva de Zeus (el principal Dios de la mitología griega, padre de los "theos", que son los dioses menores). De esta misma raíz indoeuropea derivan el latín dies (‘día’) y el griego δῆλος (‘visible, patente’). Pese a su parecido con el término griego análogo, θεός (theós, ‘deidad, dios’), este deriva de la raíz indoeuropea *dhēs-, de significado desconocido, pero que originó en latín palabras de significado inicialmente religioso como feria o fanatismo.

    La forma indoeuropea *deiw-os aparece en muchas familias indoeuropeas sistemáticamente asociado a *pəter (‘padre’) en la forma compuesta *dyeu-pəter. En sánscrito tardío la forma aparece ya como Diaus Pitar, mientras que en griego existe la forma Ζεὺς Πατῆρ (Zeùs Patḗr), análoga a la latina Iu Piter (Júpiter). El latín deus, en otras lenguas romances, derivó en deus (gallego-portugués), dieu (francés), dio (italiano), déu (catalán) o [dumne]zeu (rumano), entre otras.

    *Diccionario etimológico indoeuropeo de la lengua española Alianza

    El genitivo [en este caso, nombre, y por eso se escribe con mayúscula] así como el adjetivo griego dios [con minúscula] fueron desarrollados por el Helenismo [religión] mismo que comprueba su origen científicamente del 3500 al 6000 ac .... estos vocablos fueron desarrollados pensando y para referirse exclusivamente a Zeus y lo relativo a el .... para términos coloquiales podría utilizarse el adjetivo dios para referirse a un ser supremo, pero en términos religiosos utilizar el genitivo griego Dios solo significa invocar a Zeus utilizando una de sus variantes genitivas

    ResponderEliminar